Saltar a el contenido Saltar a la búsqueda

Café frío: el secreto de belleza mejor guardado

Mucha gente sufre de piel deshidratada y escamosa en invierno. Pero pocas personas conocen que los posos de café frescos tiene un efecto exfoliante, económico y efectivo.

Tratamiento exfoliante facial:

Para la piel sensible de la cara le recomendamos una mezcla fría de posos de café con aceite de oliva, añadiendo un poco de miel. Haga un suave masaje en la piel luego aclárela. De esta manera se limpian los poros y la tez es más brillante.

Tratamiento exfoliante corporal:

Mezcle los posos de café frescos con una cantidad igual de gel de ducha suave. Dese un masaje por todo el cuerpo. Se elimina la piel seca y escamosa ,y se estimula la piel y los tejidos.